La montaña será más segura para todos si NO subimos con elementos de valor como celulares, cámaras, relojes, joyas y ipods. Nada de esto se necesita para disfrutar lo que generosamente ella nos regala. La seguridad la construimos entre todos. Estrategia de seguridad.

jueves, octubre 04, 2012

Y SE CONOCIERON LA VIEJA CON SAN LUIS

Los sábados 15 y 29 de septiembre pasados se llevaron a cabo dos caminatas desde la Quebrada La Vieja hasta las Moyas y San Luis, terminando en el retén de Patios en la via que desde Bogotá conduce a La Calera. El objetivo de estas caminatas fue el de, además de disfrutar de la naturaleza y el hermoso paisaje del recorrido, empezarnos a conocer con otras comunidades que también viven de maneras diferentes los Cerros Orientales de Chapinero, como lo son las de la vereda del Hato (subiendo a la Calera y entrando por Santiamén) y de San Luis. Conociéndonos podremos empezar a trabajar conjuntamente temas que nos interesan a todos como lo son el cuidado de la montaña, el páramo, el agua y la seguridad.




En la primera caminata 30 caminantes subimos desde la Quebrada La Vieja y unas 10 personas de las comunidades de la parte alta nos esperaban en la cuchilla para caminar con nosotros hasta el retén de Patios. En la caminata del 29 de septiembre cerca de 75 personas subimos en dos grupos desde La Vieja y 22 nos esperaban en la parte alta en Piedra Ballena para acompañarnos hasta Patios.

Las siguientes fotografías fueron tomadas por Andrés Guhl y Andrés Plazas en la caminata del 15 de septiembre.


En ambas caminatas tuvimos el acompañamiento de la policía asignada por el Coronel Ánderson García, Comandante de la Estación de Chapinero, y en la parte alta nos esperaba la policía de carabineros de La Calera comandada por el Comisario Rubén Darío Diaz, Subcomandante de Carabineros de Cundinamarca,  y un grupo del ejército que estuvieron con nosotros en la segunda parte del trayecto.

De la caminata del 29 de septiembre podemos ver dos hermosos álbumes de fotos tomados por Andrés Villaveces en ESTE ENLACE y por Guillermo Silva en ESTE OTRO ENLACE.







En la caminata del 29, en San Luis nos esperaban cerca de 60 jóvenes  de esa comunidad que estaban haciendo representaciones con disfraces, pancartas y música en vivo, llamando la atención de las personas que pasaban por el retén de patios sobre la importancia de cuidar el agua y el páramo y defenderlo de las construcciones que actualmente se adelantan en esa zona y a las que hicimos referencia hace unos días en ESTE ENLACE.

ESTA FUE LA PUBLICACIÓN que hizo el periódico El Tiempo con motivo de la caminata del 29 de septiembre.

Le quiero ceder la palabra al Amigo de la Montaña Leonardo Cano quien escribió el siguiente mensaje para compartir con sus conocidos la experiencia de la caminata del 15 de septiembre.

“Hola todos,

Quería compartir con ustedes la siguiente experiencia.

Ayer caminamos de la la calle 70a al peaje de Patios, sector conocido como Santiamén, subiendo por la rivera de la quebrada La Vieja. Un hermoso camino a través de un bosque que me hizo consciente de la importancia que tienen los cerros orientales para Bogotá. Importancia que puede resumirse en mirar a Bogotá desde arriba observando la escases, en términos de densidad poblacional, no sólo de verde y de bosques, sino de espacios abiertos que se puedan disfrutar. Los cerros se convierten en Bogotá en la oportunidad para todos de deshacernos del stress del concreto y del bullicio citadino. La oportunidad de mirar otra cosa...

De hecho soy un visitante semanal de este sendero, donde la semana pasada hubo un atraco y la caminata tenía el objetivo de hacer presencia comunitaria, una manera de decir este sendero es importante para nosotros y no queremos perder la oportunidad de visitarlo, que para muchos es vital, por problemas de seguridad. A la caminata fuimos personas que subimos al cerro por Chapinero, cara occidental del cerro y personas de los barrios San Isidro y San Luis, de la cara oriental. Sin embargo en el camino  encontramos un panorama más desolador, en la cara oriental de los cerros, la que mira hacia la Calera, se ha permitido la construcción de condominios a más de 3000 metros de altura y es doloroso ver las huellas del bulldoser sobre el páramo, cortando frailejones, sin ningún cuidado paisajístico. Este panorama desolador se hace más dificil y triste de observar teniendo en cuenta la belleza  que se ha dejado atrás, el hermoso bosque, el páramo florecido, con especies nativas, donde vimos colibris, una bandada de probables halconcitos, coloridos pájaros cuyos nombres no sé y sentí la necesidad de nombrarlos porque pertenecen a un entorno del cual hago parte y amo.

Aquí pueden ver algunas fotos que resumen el doloroso daño y leer más sobre el asunto.

Este correo lo escribo porque me parece importante que todos nos reenamoremos de los cerros. Es también un llamado de alerta, a no darlos por garantizados y a hacernos conscientes de esa sensación de alivio que todos sentimos cuando tenemos la oportunidad de verlos desde nuestras ventanas de casa u oficina, o desde el stress de un trancón, tenemos que cuidarla porque es el poco de mirada a otra parte y otra cosa, que aunque a veces olvidemos, todos necesitamos. El 29 de septiembre se tiene planeado hacer presencia comunitaria a través de eventos culturales en los alrededores de los condominios y habrá una caminata nuevamente desde Chapinero, sería bueno acompañar estas iniciativas y yo haré lo posible por hacerlo. Aunque la caminata y los eventos culturales no son una protesta, sí son una manera de resaltar la importancia que tienen ambas caras del cerro para todo Bogotá.

Saludos,

Leonardo Cano”

El Amigo de la Montaña José Miguel Cuenca aprovechó para hacer el levantamiento del camino con GPS, cuyo resultado pueden ver en ESTE ENLACE.

No hay comentarios.: