La montaña será más segura para todos si NO subimos con elementos de valor como celulares, cámaras, relojes, joyas y ipods. Nada de esto se necesita para disfrutar lo que generosamente ella nos regala. La seguridad la construimos entre todos. Estrategia de seguridad.

martes, octubre 04, 2011

PAJAREANDO CON LA ABO

El sábado 1° de octubre nuestra montaña tuvo la honrosa visita de cerca de 15 miembros de la Asociación Bogotana de Ornitología ABO, quienes estuvieron realizando una jornada de observación de aves, o lo que ellos llaman “una pajareada”. Pude acompañarlos durante parte del trayecto, en una maravillosa experiencia que seguramente será la primera de otras que realizaremos más adelante con la comunidad de los Amigos de la Montaña.

Debido a los equipos como binóculos y cámaras fotográficas que necesitan en su labor, contamos con el apoyo de un patrullero y un auxiliar de la policía de turismo que también se unieron y se gozaron la actividad de observación de aves.

Mauricio Marín preparó un video con algunas imágenes del recorrido y con entrevistas a los asistentes a la pajareada, y Camila Gutiérrez me hizo llegar un saludo a los Amigos de la Montaña que reproduzco a continuación:





“Para los amigos de la montaña,

La Asociación Bogotana de Ornitología, en su pajareada mensual estuvo de visita en la Quebrada La Vieja, saludando a los amigos de la montaña, que madrugaron a caminar y a todos los otros amigos que vuelan a diario entre árboles y flores.

Algunas aves se dejaron ver, y otras escuchar, y una vez más pudimos reconocer la gran diversidad de fauna, que habita en nuestras montañas… en el listado recogí 32 aves entre observadas y escuchadas… de ellas: cinco especies de colibrís, tres especies de mieleros (mmm parece que hay muchas flores en la montaña), dos especies de carpinteros, tres de gorriones de montaña, varios migratorios, entre cucos, reinitas y atrapamoscas (estos pajaritos pasan el verano en tierras tan lejanas como Canadá y pasan seis meses entre nosotros)

De algunas aves supimos de su presencia por el canto como el Compranpan, el cucarachero o el misterioso scytalopus griseicollis, que al cantar parece una rana.

Nos dejamos sorprender con los colores del clarinero: rojo, negro y azul. Algunos tuvieron la suerte de ver la cotinga crestirroja y finalizamos la maravillosa pajareada con un grupo de pavas que volaron entre los árboles y con el regalo suave de la pluma de un buho.

Sabemos que en esta montaña vuelan muchas más aves, que tal vez estuvieron esquivas de los senderos principales, y que nos estarán esperando para próximas ocasiones…

Regresamos, cansados pero muy contentos de encontrar un lugar tan hermoso y bien cuidado por su comunidad.

Uno de los pajareros, el señor Hugo me dijo “traje esta bolsa para recoger papeles y basura, y regreso con ella vacía”. Qué cumplido más bonito para todos aquellos que cuidan la montaña.

Un saludo afectuoso

Camila Gutiérrez C.”



Mauricio ha grabado otros videos interesantes que las personas a quienes les gusten estos temas pueden encontrar en ESTE ENLACE y en ESTE OTRO ENLACE.

No hay comentarios.: