La montaña será más segura para todos si NO subimos con elementos de valor como celulares, cámaras, relojes, joyas y ipods. Nada de esto se necesita para disfrutar lo que generosamente ella nos regala. La seguridad la construimos entre todos. Estrategia de seguridad.

domingo, julio 24, 2011

UN DON DE DIOS Y DE LA NATURALEZA

Y ya en la ciudad, de regreso de Las Tres Cruces, encontré a Clarita Moscoso haciendo sus ejercicios de estiramiento y me permitió hacerle una entrevista. Clarita es operada de columna de una hernia discal, tiene media tiroides y estuvo en tratamiento contra un cáncer gástrico. La montaña, el yoga y los buenos hábitos en la alimentación la tienen como ustedes la ven, a sus 73 años, en este video:
“En la montaña encuentra uno salud, tanto física como mental. Eso se logra con los compañeros, con el aire, con la naturaleza…., y como que se aleja uno del mundanal ruido…. Entonces por eso me gusta, y por eso lo hago.”
Clarita encuentra la montaña en La Vieja muy limpia, en comparación con el Parque Nacional.
Le gusta ver jóvenes en la montaña porque piensa que eso ayuda mucho a la juventud y al porvenir de nuestra patria, porque es salud tanto física como mental. “Es muy bueno, y ojalá se incrementara más esa disciplina en la juventud….., de caminar…., porque esto yo creo que les evita todas las oportunidades que hay ahora de las drogas y de todas esas cosas….”
“Ojalá la gente se beneficie de la montaña que Dios nos dá, que la tenemos aquí no más…. Es un don de Dios y de la naturaleza”

VOLVIENDO A LAS TRES CRUCES

Ayer sábado 23 de julio, 30 Amigos de la Montaña regresamos por segunda vez, con el acompañamiento de la policía de turismo, al cerro de Las Tres Cruces. Estas son algunas fotografías de esa caminata:



Durante ocho sábados más, a las 6:30 a.m., desde la valla de PUNTO DE ENCUENTRO, estarán saliendo caminatas al Cerro de las Tres Cruces con acompañamiento de la policía de turismo. Esto con el ánimo de recuperar esa zona de la montaña afectada por un atraco ocurrido hace un poco más de un mes.

UNOS CERROS SEGUROS HACEN QUE LA GENTE EMPIECE A CAMINARLOS

Algunos fragmentos de una conversación con Gustavo Jaramillo en el Claro de Luna:
“El Claro de Luna, como toda la montaña, es un sitio al que venimos a sanar el alma, y a volver con paz y con tranquilidad y con energía a la ciudad a cumplir los deberes urbanos.”
Subo a la montaña “porque cuando vengo me siento en un ambiente totalmente diferente. Aquí hay una camaradería anónima, en la que todos compartimos intereses, sonrisas, buenas vibraciones, sin necesidad de saber el nombre, ni qué hace cada uno, y sin ningún interés sino el de disfrutar el olor, la luz, el sonido de la montaña, el sonido del agua, y el agua pura.”
“A medida que va aumentando la población va a haber más gente a la que le gustan estas cosas, y así como lo compartíamos hace 10 años con 30 o 40 personas, hoy día lo compartimos con 150 o 200, y probablemente dentro de 5 años lo compartiremos con 400 o 500, pero si se crea una cultura de, digamos de disfrutarla sin mayor impacto, y si no decidimos hacerle muchas cosas adicionales a la montaña, seguro que la podemos conservar. Lo que me parece que sería un despropósito es que comenzaran a hacerle facilidades urbanas a la montaña. Yo creo que ya con los caminitos en piedra que tiene ya está suficientemente urbanizada.”
“….. Si hay algo bello de la ciudad, de la topografía de la ciudad, es ese fondo hermoso de los cerros llenos de quebradas…. “
“Bogotá tiene que conservar esos cerros…. Eso sí hay que pelearlo. Que no pase de donde está….., ya no más urbanización, ni edificios, ni calles, ni puentes, ni carreteras, ni nada de eso….”
Gustavo considera que lo que ha pasado en la Quebrada La Vieja si puede pasar en otras partes, si la ciudad se preocupa por darle a la gente seguridad. “En otros sitios la gente no sale porque no son seguros. Pero si la ciudad los hace seguros…, de alguna manera tiene que haber forma de hacerlos seguros…., yo creo que la gente empieza a caminarlos….”

lunes, julio 18, 2011

RECUPERANDO EL CERRO DE LAS TRES CRUCES

Antes de la jornada de reforestación del pasado sábado 16 de julio, a las 6:30 a.m. y a las 7:45 a.m., salieron dos grupos de 20 caminantes cada uno en dirección a las Tres Cruces, el primero con acompañamiento de la policía de turismo, con el ánimo de reconquistar ese cerro afectado hace un mes por un atraco en el que cayeron cuatro Amigos de la Montaña.

El primer grupo regresó por el Claro de Luna , y el segundo grupo bajó por la Quebrada Las Delicias, y según cuentan fueron caminatas muy agradables. Las siguientes son algunas fotografías que me envía Rodrigo Corredor quien formó parte del primer grupo que subió con el acompañamiento de la policía:



Para los que se quieran unir, a partir del pasado sábado y durante 10 sábados consecutivos, a las 6:30 de la mañana, desde la valla de PUNTO DE ENCUENTRO, saldrán caminatas en esa misma dirección y con acompañamiento de la policía.

sábado, julio 16, 2011

REFORESTANDO A LA VIEJA Y A LAS DELICIAS

Con la coordinación de Inés Marcela Romero, de la Empresa de Acueducto de Bogotá, hoy se llevó a cabo una jornada de reforestación en la montaña. Cruzando la puerta de malla de entrada, al lado izquierdo, se sembraron 25 arboles de especies nativas cultivados en el vivero de la Empresa de Acueducto.

Nos acompañaron cerca de 40 Amigos de la Montaña entre los que se encontraban algunos empleados del hotel Sofitel y algunas mamás de la Clínica Procrear con sus bebes dentro del vientre o recién nacidos, y algunos niños como Mathías que nos concedió la entrevista que aparece en el siguiente video.



Al día siguiente, el domingo 16 de julio, dentro del Proyecto de Recuperación de Quebradas de Chapinero, promovido por la organización Conservación Internacional y con la participación de la comunidad del Barrio Bosque Calderón y otros barrios de la zona, se llevó a cabo una jornada de reforestación de la parte baja de la Quebrada Las Delicias, actividad a la que asistió un grupo de Amigos de la Montaña. Se sembraron cerca de 500 arboles, y en ESTE ENLACE pueden ver algunas fotografías tomadas por Jose Miguel Cuenca durante la jornada.

viernes, julio 15, 2011

REPETIR LO QUE HA PASADO EN LA VIEJA

Andrés Guhl es geógrafo, conocedor de estos temas ambientales y lleva cerca de cuatro años caminando la montaña. Estas son algunas de sus reflexiones en las que se refiere al impacto que los caminantes podemos estar ejerciendo sobre la montaña y a la deseable posibilidad de replicar lo que ha ocurrido en La Vieja en otras quebradas de la ciudad:

Una de las principales razones para subir a la montaña es la de poder estar en contacto con la naturaleza en una ciudad como Bogotá, que es tan difícil. “No una naturaleza tan domesticada como la de un parque, como el parque del Virrey…… sino una naturaleza más desordenada, más que ha crecido por sí sola.”

Lo que está pasando, “para la gente que sube es muy positivo. Para la montaña como tal……, como en todas las áreas de preservación o de conservación, en algún momento tiene que haber una capacidad de carga: cuanta gente puede subir sin que eso interfiera con los procesos del ecosistema? Y yo no sé hasta qué punto estamos cerca de esa capacidad de carga en la montaña. Y una vez se cruza empieza a haber mucho más impacto.”

“Otra cosa que me llama la atención es que aunque haya un camino demarcado muy claramente, uno se encuentra mucha gente que camina fuera del camino, lo cual también genera mucho más impacto. Gente que se mete al monte….. Uno lo piensa como individuo: ah, pues es que soy solo yo….. Pero es que cuando soy yo y diez o quince personas más a las que les da por hacer lo mismo pues el impacto es mucho más grande…..

Es salirse un poco de la persona, de uno mismo, para pensar en lo que pueden hacer los demás si se comportan como yo. Cuál es el impacto de los demás si se comportan como yo?”

Entre el proyecto del Sendero Perimetral de los Cerros Orientales y el Proyecto de recuperación de las Quebradas de Chapinero, Andrés ve más viable el Proyecto de recuperación de Quebradas de Chapinero.

“…. lo de las quebradas, es algo que puede lograrse mucho más fácilmente, diría yo, desde la comunidad civil. Las distintas comunidades que se vayan apropiando y utilizando estos espacios…… Parecido a lo que pasó aquí…..”

“Claro, eso implica luchar contra la inseguridad, porque sigue habiendo inseguridad. De vez en cuando se presenta.…..”

“Es como ir afianzando esto como un espacio verde muy importante para la ciudad…...”

“Yo soy amigo de que se abran los Cerros hacia la ciudad, partiendo del hecho de que quienes usen los cerros los usen responsablemente.”

sábado, julio 09, 2011

DOS AMIGOS OPTIMISTAS

Luz Marina y Juan Carlos son dos Amigos de la Montaña que la conocen desde hace muchos años y que han regresado desde el 2009. Estos son algunos fragmentos de la conversación que sostuvimos en el Claro de Luna:

Luz Marina: La montaña “ha sido un lugar de paseos, de encuentros, de amigos, de juegos….”

Me gusta venir a la montaña “porque es más tranquilo, hay una comunidad organizada….”

“Cuando éramos jóvenes ya se presentaba inseguridad, pero ahora siento más confianza que cuando era joven, se habían presentado algunos robos y la comunidad no estaba organizada. Entonces ahora me gusta venir, compartir con la gente, la naturaleza….. Por eso he vuelto.”

“Es un lugar para tomar energías, para respirar un poco de paz, adquirir el valor de lo que es importante en la vida. Eso es este lugar.”

Juan Carlos: “…Es inspiración….Yo vengo acá con un problema en la cabeza y salgo con la solución. No me pregunte por qué…. La mezcla de ejercicio, naturaleza….., facilita todo, es rico, es amable…. A cualquier problema usted le da tres vueltas y por alguna razón aquí se encuentra la solución.”

Luz Marina: “Es increíble que cerca de Bogotá existan este tipo de lugares. Es un lugar que puede ser de todos. No es un lugar que sea exclusivo, que la gente no pueda entrar…. Porque la idea es que la gente tenga ese sentido de pertenencia y la cuide, y cuando se mantiene ese sentido de pertenencia pues aseguramos que esto se va a mantener como un paraíso por muchísimos años, por las generaciones a venir, nuestros nietos…. Yo creo que eso es lo que hay que lograr……”

“Creo que hoy en día la comunidad la puede organizar y disfrutar.”

Luz Marina y Juan Carlos: El sentido de pertenencia se adquiere “es viniendo acá, tomando conciencia de lo que hay, integrándolo a nuestras formas de vida.”

Juan Carlos: “Dese usted una horita por la mañana y suba a caminar, no en espíritu depredador, ni pensando en que esto es de mi propiedad, sino que construyamos eso: propiedad comunitaria….”

Luz Marina: “Si ya hay una comunidad organizada que antes no existía, eso es excelente. Y se pueden seguir construyendo sueños, y si todos aportamos….., no más con venir, con cuidar, con proteger, con compartirle a otros que esto existe seguramente se va a mantener, entonces en ese sentido somos optimistas.