La montaña será más segura para todos si NO subimos con elementos de valor como celulares, cámaras, relojes, joyas y ipods. Nada de esto se necesita para disfrutar lo que generosamente ella nos regala. La seguridad la construimos entre todos. Estrategia de seguridad.

miércoles, octubre 28, 2009

DESDE LA QUEBRADA LA VIEJA - TERCERA PARTE

Una historia

Para entender un poco mejor el proceso que durante los últimos años los Amigos de la Montaña hemos vivido, pensamos que podría ser útil redactar una breve historia de lo ocurrido durante ese tiempo en que hemos compartido la montaña.

En nuestras conversaciones se tiene la sensación de que algo se ha tejido entre quienes caminamos la montaña y hemos construido una especial relación con ese maravilloso lugar que nos recarga de energía todas las mañanas.

Percibimos cada vez más que hay algo que nos vincula: un sentimiento común de amor por la montaña y un deseo de cuidarla y preservarla. Nos vemos a nosotros mismos cada vez más como una comunidad.

Desde afuera también empezamos a ser percibidos como una comunidad organizada. Entidades del estado, como la Empresa de Acueducto de Bogotá nos comienzan a reconocer como sus interlocutores.

Y como ha pasado lo que ha pasado?

Como podría haber tantas historias como caminantes tiene la montaña, esta solo pretende ser una de esas historias que recoge algunos elementos que han tenido importancia en la conformación de la comunidad a la que hoy muchos de nosotros sentimos pertenecer.

En 1999 no eran más de quince los caminantes que recorrían la montaña con regularidad. Se conocían muy bien entre ellos, y como forma de cuidarse, cada uno tenía una señal de diferente color que al llegar a la montaña dejaba a la entrada, en un lugar acordado, indicando que ya se encontraba dentro de la reserva, y al salir la llevaba nuevamente para su casa.

Las cosas continuaron sin mayor novedad hasta el año 2005 en que empezamos a desayunar una vez al mes en la montaña para celebrar a aquellos que habían tenido su cumpleaños en ese mes, desayunos que contribuyeron a romper el hielo citadino de quienes en ese entonces subíamo y fueron un espacio de construcción de entrañables amistades. También fueron el origen de la primera lista de correo de los amigos de la montaña en internet y de la creación del primer blog para compartir las fotografías que allí tomábamos.

Con el tiempo los caminantes fueron aumentando, y así la lista de correo. Empezaron a aparecer nuevas fotografías de la montaña y nuevos temas que llevaron a la creación, el 31 de marzo de 2006, de un nuevo blog, el que hoy tenemos, y que nos ha servido para compartir imágenes e historias comunes. Igualmente, desde entonces, el correo por internet ha sido un eficiente instrumento de convocatoria para nuestras actividades y para la atención de emergencias que no dejan de presentarse.

También a comienzos de 2006 se enferma gravemente una Amiga de la Montaña. Su tratamiento y recuperación se convierten en motivos que nos convocan y unen mucho más. Ante la dificultad que nuestra amiga tenía para subir a la montaña, el blog se convierte en una manera de llevarle la montaña a su casa, y desde la montaña elaboramos un móvil de 1.500 grullas de origami que entre todos plegamos y que fueron la manera como ella nos pudo sentir presentes durante su tratamiento.

En diciembre de 2005, revivimos las vacas de diciembre para los regalos de navidad de los guardabosques. Cada año que pasa los resultados sobrepasan generosamente las expectativas y es así como hoy se han convertido en una de las actividades más importantes del año, permitiéndonos, además de comprar los regalos de las familias de los guardabosques, acompañar y contribuir a la dotación de la escuela Semillas Creativas en Ciudad Bolivar. Esta ha sido una de las actividades más integradoras de los Amigos de la Montaña al permitirnos sentir que podemos sumar esfuerzos para el logro de un propósito común.

En el primer semestre del 2007 se inicia la conformación de grupos de apoyo para estudiantes universitarios indígenas de la comunidad arhuaca que desarrollan sus estudios en Bogotá. En este momento se están acompañando a cuatro estudiantes de diversas universidades de la ciudad.

En octubre de 2008, de común acuerdo con la Empresa de Acueducto, nuevamente hacemos vaca para comprar e instalar una caneca a la entrada de la montaña y facilitar la recolección de la basura del camino y de las bolsitas con excremento de los perros.

En diciembre de 2008, ante la inquietud que generaban entre los Amigos de la Montaña los proyectos del sendero perimetral de los cerros y el de recuperación de quebradas de la localidad de Chapinero, invitamos a los arquitectos líderes de estos proyectos para que nos hicieran una presentación y nos ilustraran sobre sus posibles beneficios o impactos negativos. Asistimos cerca de 50 Amigos de la Montaña.

En el mes de marzo de 2009, una Amiga de la Montaña inicia, con la autorización de la Empresa de Acueducto, el proyecto de educación ambiental “Talleres de Naturaleza” que desde entonces viene convocando a un grupo creciente de interesados en el conocimiento y la valoración de la riqueza natural de la montaña.

También en marzo de 2009, por problemas geológicos en el camino de subida a Monserrate, la administración de la ciudad decide cerrar temporalmente este camino. Este cierre hizo que muchos de los caminantes que por deporte subían diariamente a Monserrate lo estén haciendo ahora por la Quebrada La Vieja, especialmente los sábados, lo que ha generado preocupación entre los Amigos de la Montaña por el impacto que pueda tener en un sendero que no sabemos hasta que punto esté en condiciones de soportarlo.

En Semana Santa de 2009 ocurren dos lamentables atracos. Pero, como no hay mal que por bien no venga, los atracadores nos llevan a organizarnos, a buscar la protección de las autoridades y a la creación de un comité para manejar el tema de la seguridad. El comité conformado inicialmente por unas ocho personas fue concluyendo que más allá de la protección que la policía nos pueda dar, la mejor defensa que tenemos es esa comunidad que hemos construido entre todos y que nos permite cuidarnos unos a otros y desalienta al que quiera venir a hacer males pues siente que en ese espacio de gente tan unida le puede ir mal.

El comité se viene reuniendo todos los martes sin interrupción ocupando un espacio cada vez más amplio de su agenda otros temas como los relacionados con el cuidado de la montaña. Al ser un comité abierto, este se ha venido ampliando y renovando siendo integrado actualmente por diez y seis Amigos de la Montaña.

Desde hace algún tiempo la Empresa de Acueducto viene observando que ciertos puntos de la reserva forestal, como la Quebrada La Vieja, han empezado a tener un uso público diferente, y contrató a la firma de consultoría Inamsilco para que le ayudara a pensar en ese tema. También invitó a los Amigos de la Montaña para que como comunidad usuaria de esos espacios fueramos tenidos en cuenta por el consultor.

Respondimos dos encuestas y elaboramos el documento “Desde la Quebrada La Vieja – Primera parte: La expresión de un sentimiento”, que fue suscrito por cerca de 70 Amigos de la Montaña que asistimos al desayuno del 6 de junio y que le entregamos a Inamsilco con el ánimo de ser anexado al informe final.

A partir de ese desayuno empezamos a pensar en que era importante abrir canales de comunicación directos con la Empresa de Acueducto lo que nos llevo a buscar una reunión con el doctor Alberto Groot, Director de Abastecimiento de la Empresa, a quien expresamos nuestra disposición de sumar esfuerzos para el cuidado de la montaña y le entregamos también la segunda parte del documento: “Por un mejor uso público de los cerros garantizando su cuidado y conservación”, suscrito por cerca de 360 personas.

El Dr. Groot brindó todo el apoyo del Acueducto a nuestra iniciativa y también nos invitó a iniciar un diálogo sobre los problemas de carácter ambiental y social que ocurren en otros sectores de los Cerros Orientales y sus posibles soluciones, para lo cual planteó la reunión de hoy 23 de octubre, invitando a los Amigos de la Montaña, funcionarios del Acueducto, asesores y funcionarios de la Gobernación de Cundinamarca.

Pero tal vez el evento más importante que en estos años ha ocurrido en la montaña es ese encuentro cotidiano cuando nos cruzamos en el camino y nos saludamos y desde nuestras diferencias y afinidades vamos tejiéndonos en esa comunidad a la que hoy sentimos pertenecer.


Amigos de la MontañaBogotá, octubre 23 de 2009

No hay comentarios.: