La seguridad la construimos entre todos. Estas son algunas recomendaciones de seguridad preventiva:
- No subamos con elementos de valor como celulares, cámaras, relojes, joyas y ipods.
- Visitemos los senderos en los horarios en que hay acompañamiento de la Policía.
- No nos salgamos de los senderos en que hay acompañamiento de la policía.

domingo, diciembre 21, 2008

Navidad 2008 en la montaña

Al igual que en la navidad del 2007, este año continuamos con nuestro apoyo a la biblioteca-escuela Semillas Creativas de Ciudad Bolivar. En esta ocasión fueron ellos quienes vinieron a la montaña a celebrar la navidad con nosotros.

El sábado 20 de diciembre, 70 niños y varios maestros, en dos buses que contratamos para su traslado, a las diez de la mañana llegaron a la montaña. En el plano que hay cerca a la casa de Nevardo los amigos de la montaña expresamos algunas palabras de bienvenida y dimos algunos consejos útiles para la caminata hasta el Claro de Luna con que iniciamos el día.
Muchos de los niños, que por diversas circunstancias pasan mucho tiempo sin salir de la ciudad o de su barrio, a veces el único imaginario que tienen de Colombia es el urbano o el que les muestra la televisión. Los comentarios que les escuchábamos nos mostraban el valor que para ellos tuvo el subir caminando hasta el Claro de Luna. Algunos expresaban sentirse en la selva y preguntaban por las culebras o los animales que podían aparecer en el recorrido.
Mauricio Espinosa, quien formaba parte del comité de recepción en el Claro de Luna, al ver llegar a un niño de unos 9 años, sudando y muy fatigado, lo felicitó por haber llegado con gran esfuerzo hasta la meta y le preguntó "Cuéntame, y desde donde vienes?", a lo que el niño, casi sin poder hablar de la fatiga, le respondió "¡Pues desde Bogotá!"
También Rodrigo Samper, con el disfraz de Papá Noel llegó hasta el Claro de Luna, aunque cuentan quienes lo venían acompañando que al final de la subida, por el calor y el cansancio se volvió ventrílocuo, y Daniel Salazar le prestó su voz apoyándolo con el JO JO JO JO.
Al bajar nuevamente al Túnel, otro grupo de amigos de la montaña estaba esperando a los niños con un refrigerio para calmar la sed.También en el Túnel, Diana Ospina dirigió una actividad lúdica muy hermosa en la que los amigos de la montaña hacíamos un regalo en forma simbólica de algún elemento de la naturaleza a cada niño y lo invitábamos a comprometerse a cuidarlo.Después nos dirigimos caminando por entre la montaña hasta el Colegio Sor Teresa Valsé en donde las monjas muy generosamente nos prestaron el coliseo cubierto para repartir allí los almuerzos y organizar la entrega de regalos.
El regalo para la escuela Semillas Creativas consistió en un proyector (Videobeam) que estaban necesitando para reanudar actividades que se encontraban suspendidas y que llevan a cabo no solamente con los niños de la escuela sino con la comunidad. A nombre de Semillas Creativas el proyector fue recibido por la profesora Luz Dary Meza.
Después Papá Noel hizo entrega de los regalos a los niños. Cada uno recibió una chaqueta de su talla y un paquete de útiles escolares completos consistente en cuadernos, caja de colores, bolígrafos, lápices, regla, cartuchera, pega stick, etc.
No podía faltar la foto de cada niño con Papá Noel.
Y aquí la desempacada.
Probándose la chaqueta.......Último punto del orden del día: Con nuestro agradecimiento a la Empresa de Acueducto y a los guardabosques por su apoyo durante todo el año, hicimos entrega de los regalos a las familias de los guardabosques Jorge y Nevardo. Regalos que consistieron en juegos completos de cama y cobijas, juegos de toallas completos para los baños, dos buenas anchetas navideñas y un regalito especial para Camilita.
Y para terminar, con el nudo en la garganta y el ojo aguado, la despedida...... ¡Hasta la próxima!
Y nuestro agradecimiento a las directivas del Colegio Sor Teresa Valsé por todo su apoyo durante este inolvidable día.

Para quienes se integraron en este año a la montaña:

La Biblioteca Comunitaria Juan Pablo II, Asociación “Semillas Creativas”, tuvo su origen hace 20 años cuando cerca de 20 jóvenes del Barrio Juan Pablo II de Ciudad Bolivar se unieron, poniendo cada uno un libro como semilla de una biblioteca para trabajar con los niños de su comunidad.

Entre los programas con que hoy cuenta la Biblioteca están: 'Aceleración del aprendizaje', 'Refuerzo escolar' y 'Primeras letras', que reúnen a 150 niños y jóvenes que se hallan fuera del sistema escolar por distintos motivos, o se encuentran en situación de desplazamiento.

En el programa ‘Primeras letras’ se atienden cerca de 27 niños entre 8 y 16 años que no saben leer ni escribir. Una vez aprenden pasan al programa de ‘Aceleración del aprendizaje’.

En el programa de ‘Aceleración del aprendizaje’ se trabaja con cerca de 75 niños que se encuentran fuera del sistema escolar, y se busca nivelarlos para que puedan reintegrarse al sistema.

En el programa de ‘Refuerzo escolar’ se apoya a niños que se encuentran dentro del sistema escolar y que tienen dificultades en algunas materias.

En la biblioteca, a su vez, se atienden diariamente cerca de 50 niños de la comunidad, que acuden a consultar los libros o a hacer sus tareas para la escuela.

Tienen también el programa de seguridad alimentaria ‘Sembrando Semillas’ en el que trabajan con 15 madres de la comunidad enseñándoles a crear huertas caseras para la alimentación de sus familias.

En el programa ‘Cajas Viajeras’ promueven la lectura en lugares no convencionales rotando paquetes de 40 libros entre diferentes jardines infantiles y centros educativos de la localidad.

En el programa ‘Vacaciones Creativas’, llevan a cabo actividades artísticas y culturales con niños de la comunidad durante los períodos de vacaciones escolares.


Además tienen un Cineclub en el que presentan películas en diferentes lugares de su localidad.

La Biblioteca “Semillas Creativas” fue escogida en el mes de agosto del 2007, entre 102 proyectos presentados, como uno de los tres mejores y más meritorios esfuerzos comunitarios de la ciudad en el “Premio Cívico por una Bogotá Mejor”, que entregan anualmente las Fundaciones Corona y Plan, y la Casa Editorial El Tiempo.

Al no ser “Semillas Creativas” una escuela formal como tal, entonces no tiene ningún apoyo del estado. Los jóvenes que la lideran tienen otro trabajo del que obtienen su sustento para poder dedicarle una parte de su tiempo a este trabajo con los niños. Trabajan con las uñas y necesitan de apoyo externo, como el nuestro, para poder funcionar. De allí el gran valor que tiene el acompañamiento de los amigos de la montaña.

1 comentario:

clara marcela dijo...

En la casa siempre tenemos libros que estan en buen estado, que no estamos utilizando y que sí puede dárseles un uso en Semillas creativas. Llevemos libros donde Andrés !!!