La montaña será más segura para todos si NO subimos con elementos de valor como celulares, cámaras, relojes, joyas y ipods. Nada de esto se necesita para disfrutar lo que generosamente ella nos regala. La seguridad la construimos entre todos. Estrategia de seguridad.

viernes, diciembre 12, 2008

EL FUTURO DE LA MONTAÑA

El siguiente es un muy breve resumen de la reunión del pasado martes 9 de diciembre, que denominamos “El futuro de la montaña”:

Asistimos aproximadamente unas 50 personas entre quienes se encontraban, además de los amigos de la montaña, el ambientalista Julio Carrizosa, los arquitectos Diana Wiesner y Mauricio Rico quienes respectivamente han liderado los proyectos del sendero perimetral de los cerros orientales y de la recuperación de las quebradas de la localidad de Chapinero, y algunas otras personas interesadas en los cerros y que de alguna manera se enteraron de la convocatoria.

La reunión se inició con la presentación de algunas fotografías de los cerros de hoy, tomadas entre la calle 75 y la calle 53 durante los últimos años, y la lectura de un poema del amigo de la montaña Arturo Guerrero que encuentran oprimiendo en ESTE ENLACE.

Se siguió con la presentación del arquitecto Mauricio Rico quien desde Corposéptima ha liderado el proyecto de recuperación de las quebradas de la localidad de Chapinero. Tomando las palabras de la amiga de la montaña y directora de Aquavieja Ximena Zambrano, el proyecto pretende tomar la exitosa experiencia de recuperación de la Quebrada La vieja entre la carrera 4ª y la Avenida Circunvalar, que durante más de veinte años lideró desde Aquavieja la también amiga de la montaña Josefina Castro, y reproducir esta experiencia en las quebradas más importantes que bajan de los cerros en la localidad de Chapinero que son aproximadamente diez quebradas que atraviesan barrios de todos los estratos y con todo tipo de problemáticas sociales y ambientales.

Este proyecto de las quebradas, después de un intenso trabajo con la comunidad en los diversos foros que hay en la Localidad de Chapinero para plantear estas iniciativas, fue tomado por la administración de la localidad como su proyecto bandera, asignándole recursos por $2.500.000.000 para los próximos cuatro años.

La primera etapa consistirá en la caracterización de las quebradas, para establecer con precisión esas problemáticas sociales y ambientales y orientar así los recursos con que se cuente, que incluyendo aportes que otros entes de la ciudad y el sector privado hagan al proyecto, podrían llegar a ser de unos diez mil millones de pesos para los próximos cuatro años.

El proyecto tiene diversos componentes de tipo ambiental, de espacio público, urbano, socioeconómico, de participación y de seguridad y convivencia, que Mauricio explicó y que se pueden apreciar más detalladamente en ESTE ENLACE, de la página de Corposéptima.

Después la arquitecta Diana Wiesner hizo una presentación del Proyecto del sendero perimetral de los cerros orientales. Este proyecto busca, como uno de sus principales objetivos, marcar una frontera física que defina el borde actual que separa la parte construida de la ciudad y la parte del cerro que todavía está cubierta de vegetación, a través de la construcción de un sendero que iría desde la quebrada Yomasa en Usme hasta la calle 220 al norte de la ciudad. Sería un sendero que podrían recorrer los habitantes de la ciudad y que permitiría un disfrute y una apropiación de la reserva natural.

Este proyecto, al igual que el de las quebradas, tiene diversos componentes que fueron explicados por Diana. Algunas imágenes de cómo se vería el sendero terminado pueden apreciarse entrando en ESTA PÁGINA, escogiendo la opción “Planeación y diseño urbano”, y colocando el cursor sobre la fotografía de la izquierda donde aparece el nombre oficial del proyecto “Plan maestro del corredor ecológico y recreativo de los cerros orientales”.Este proyecto ya se encuentra en manos de la Secretaría de Habitat de la Administración de la ciudad, y cuenta con una asignación inicial de $14.000.000.000, siendo $220.000.000.000 el valor aproximado de la construcción del proyecto total.

Después se desarrolló un diálogo abierto entre todos los participantes en el que se pudieron aclarar dudas y expresar inquietudes y temores sobre los proyectos. Dentro de las sugerencias del doctor Julio Carrizosa estuvo la de no pensar el desarrollo del proyecto del sendero perimetral como una unidad, sino buscar construir un pequeño tramo del sendero, como proyecto piloto, para aprender de allí, y así ir avanzando, trabajando de acuerdo con las comunidades que el sendero vaya recorriendo. El doctor Carrizosa también resaltó la importancia de buscar maneras de vincular a la comunidad a los proyectos, y Diana Ospina y otros asistentes interpretaron el interés de la comunidad en buscar formas para lograr esa participación.

Para finalizar se expresó el deseo de volvernos a reunir para continuar con este enriquecedor proceso que iniciamos en esta primera reunión.

Si otros asistentes a la reunión consideran que convendría incluir en este informe otros temas importantes que se me quedaron por fuera de este brevísimo resumen, les pido el favor de hacérmelo saber.

No hay comentarios.: